lunes, 31 de marzo de 2008

El título lo pone usted...




Compañerismo, ayuda, futura docente, lo que usted quiera,
Sofía Yorado, enseñando Ajedrez a dos nuevas compañeras:
Valeria Rojo y Antonella González.

DE MALDONADO A COLONIA



M.N. José Riverol. Campeón del Torneo Abierto.





M.N. Cristhian Oddone. Campeón del Torneo Cerrado.






jueves, 27 de marzo de 2008

QUÉ DESEAMOS CON EL AJEDREZ

- Que los niños a través del aprendizaje del ajedrez sistemático y programado descubran sus habilidades intelectuales.
- Que aprendan a aceptar que no todas las actividades de recreación y juego satisfacen con el deporte de fuerza o actividad física, ni tampoco con los muy frecuentes pasatiempos electrónicos.
- Que participando de un deporte que no los limita para compartirlo con sus mayores, les permite una madurez de intercambios sociales de mayor envergadura.
- Que el ajedrez por su raigambre cultural e inserción en todo el mundo, les abra una visión más amplia de sus posibilidades.
- Que sus potenciales obtengan un respaldo de la comunidad que los responsabilice de transmitirlos a sus pares.
- Que aprendan a transferir habilidades adquiridas en el juego a todos los dominios en que encuadren sus progresos y motivaciones.
- Que encuentren, en el método de estudio del juego, las enseñanzas de conductas que, a veces, faltan en el desarrollo curricular de las escuelas.
- Que, por comprender su propio valor medible en el deporte, logren la valiosa autoconfianza que propicia el superar dificultades en todas sus actividades.
- Que el pensamiento lateral, la memoria visual, la deducción o el pensamiento analógico sean conductas habituales frente a la resolución de problemas.
- Que aprendan a obtener serenidad en sus decisiones y respuestas más claras frente a cada situación particular en sus vidas.
- Que aprendan a investigar, con método, la teoría, la historia y la filosofía del ajedrez, apreciando un legado cultural que tiene varios siglos.
- Que adopten toda la tecnología de uso de bases de datos y comunicación, e idiomas, que usa el ajedrez motivándolos para estudios superiores en un mundo intercultural.
- Que se organicen y motiven grupalmente junto a otros niños y jóvenes participando frecuentemente de actividades y torneos.
- Que los padres y maestros obtengan datos valiosos sobre sus respuestas psicológicas mensurables a través del juego.


PROPÓSITOS.

* Trabajar desde una perspectiva globalizadora que reconozca la realidad como algo complejo y cambiante.


* Crear la necesidad, donde los alumnos se sientan implicados en su proceso de aprendizaje.

* Lograr el reconocimiento de la importancia de la conexión de la Escuela con la vida cotidiana, provocando empatía y recogiendo preocupaciones socioafectivas de los alumnos.


Mtro. Insp. Ruben Delbono Menoni.

LEYENDA SOBRE EL AJEDREZ

El juego del ajedrez fue inventado en la India. Cuando el rey hindú Sheram lo conoció, quedó maravillado de lo ingenioso y la variedad de posiciones posibles. El rey mandó llamar al súbdito inventor para recompensarlo personalmente.

El inventor llamado Seta, era un sabio vestido con modestia, que vivía gracias a sus discípulos.

Seta, quiero recompensarte dignamente por el ingenioso juego, soy lo bastante rico para cumplir tu deseo, dilo y lo recibirás.

Seta permaneció callado.

No seas tímido. No escatimaré nada para satisfacerlo.

Grande es tu magnanimidad. Pero concédeme hasta mañana y te daré mi respuesta.

Al día siguiente, la petición dejó maravillado al rey por su modestia.

Soberano, pido un grano de trigo por la primera casilla del tablero.

¿Un simple grano de trigo?

Sí, por la segunda casilla, ordena me den dos granos; por la tercera, 4; por la cuarta, 8; por la quinta, 16; por la sexta, 32...

Basta, recibirás el trigo correspondiente a las 64 casillas. Pero has de saber que tu petición es indigna de mi generosidad. Deberías haber dado muestra de respeto ante tu soberano. Retírate. Mis servidores te sacarán un saco con tu trigo. Seta sonrió, abandonó la sala y esperó.

En la cena, el rey preguntó si ya habían entregado el trigo, pero la respuesta fue que los matemáticos aún estaban calculando la petición.

Por la noche, preguntó nuevamente si Seta ya tenía su trigo; pero la respuesta fue otra vez negativa.

El rey ordenó que se cumpliera la orden lo más pronto posible.

En la mañana, un matemático pidió audiencia en la corte para explicar una compleja situación con el trigo.

Sheram dijo, - Antes de darme tu informe, quiero saber si se ha entregado el mísero trigo a Seta.

Precisamente, por eso he venido, porque resulta una cifra enorme...

Sea cual fuere su magnitud, mis graneros no empobrecerán. He prometido darle su recompensa y se la daré.

Soberano, no depende de su voluntad, no existe en sus graneros tal cantidad, ni en todo el reino, ni en todo el mundo entero. Ahora, si deseas cumplir con la promesa deberás ordenar que todos los reinos de la tierra se conviertan en labrantíos, desecar los mares, fundir el hielo, que todo el espacio sea sembrado de trigo y ordena que todo sea entregado a Seta. Así tal vez recibirá su recompensa.

El rey escuchaba asombrado las palabras del anciano.

Dime cuál es esa cifra tan monstruosa.

¡Oh, soberano! Dieciocho trillones cuatrocientos cuarenta y seis mil setecientos cuarenta y cuatro billones setenta y tres mil setecientos nueve millones quinientos cincuenta y un mil seiscientos quince.

Mtro. Insp. Ruben Delbono Menoni