lunes, 30 de junio de 2008

CRISTHIAN RODRIGUEZ PADRINO DEPORTIVO POCITOS DAY SCHOOL
















Cristhian (Cebolla)Rodriguez
padrino deportivo del Pocitos Day School
26 de Junio de 2008
En una emotiva ceremonia se realizó en Pocitos Day School el recibimiento y nombramiento como "padrino" deportivo del Colegio al futbolista de la selección nacional, el popular "Cebolla" Rodriguez. Asistieron como invitados especiales a este acto Jorge Manicera, que integró nuestra selección en el año 1966, el árbitro internacional Pablo Fandiño y el periodista deportivo Jorge "Toto" Da Silveira. Se vivieron momentos de gran emoción cuando el "Cebolla" Rodriguez, tiró al arco en el cual actuaron como "goleros" niños del sector Primaria e Inicial de nuestro Colegio. Globos blancos y celestes agitados por los niños de la Institución con sus caritas pintadas con los colores de nuestra bandera pusieron el marco a esta actividad. El integrante de nuestra selección nacional se mostró dispuesto a firmar autógrafos en cuanto papel, championes, banderas, camisetas y todo tipo de objeto acercado por los chicos.Fue realmente una fiesta de gran alegría y entusiasmo experimentado por todos los presentes.
Jóvenes del Sector Secundaria y Primaria del Colegio entregaron a Cristhian Rodriguez una placa de reconocimiento por su presencia y por su nombramiento como Padrino deportivo del Pocitos Day School. También le fue entregada una placa a Jorge Manicera honrando su trayectoria en el futbol nacional. Manicera es abuelo de dos alumnos de nuestro Colegio, por lo cual este homenaje también se integró a los festejos por el Día de los Abuelos celebrado el pasado 19 de Junio.
Manicera y Da Silveira dirigieron unas palabras a los alumnos destacando el valor del deporte en la formación integral de los jóvenes. El "Toto" Da Silveira recordó el origen humilde de ambos deportistas homenajeados y como solo el trabajo duro y constante les posibilitó ocupar los lugares de reconocimiento alcanzados.

jueves, 26 de junio de 2008

ALEXANDER ALEKHINE. (1892-1946). VII.



Frases de Alekhine:
Como muestra tanto de su carácter, como de su sapiencia ajedrecística, dejó para la posteridad algunas frases, que delatan tanto uno como otra:
"La apertura de la posición en el centro, terminará siempre por favorecer al bando que tenga superioridad de espacio".
"No se cómo podré ganarle seis partidas a Capablanca, pero tampoco sé cómo podrá ganármelas él a mi".
"El ajedrez es vanidad".
"Algunas vez los hombres tuvieron que ser semidioses; si no, no hubieran inventado el ajedrez".
"El método para ganar consiste en ir alternando el avance del peón pasado con amenazas contra el Rey negro. Primero, las blancas deben dominar la importante diagonal a1-h8".(Análisis de la 29 partida por el título mundial con Capablanca).
"Nunca antes hubo, ni volverá a existir un genio igual".(Refiriéndose a Capablanca, con motivo de su muerte).
"Soy Alekhine campeón mundial de ajedrez. Tengo un gato llamado ajedrez. No necesito pasaporte". Al serle pedida la documentación en la frontera polaca en uno de sus viajes.
"El ajedrez no es para mí un juego, sino un arte. Sí, considero que es un arte y me hago cargo de todas las obligaciones que eso implica. Todo ajedrecista destacado y con talento no es que tenga el derecho, sino que tiene la obligación de considerarse artista".
"Yo no juego al ajedrez, lucho en ajedrez. Por consiguiente, trato de combinar la táctica con la estrategia, lo fantástico con lo científico, lo combinativo con lo posicional, y trato de responder a las demandas de cada posición específica".
"Cuando juego al ajedrez, dentro de mí se libra una extraña batalla entre la fantasía por un lado y el razonamiento sensato por el otro. El exceso de imaginación o de pensamiento racional pueden ser igualmente peligrosos. Esas dos fuerzas tiran hacia lados opuestos y, sin embargo, hay que mantenerlas en armonía. Es lo que intento hacer cuando puedo. No obstante, en mi caso predomina la fantasía. Actúa dentro de mí con mayor intensidad. Tendré que domarla como sea".
"Durante toda mi vida, y especialmente después de ganar el título de campeón, decían que yo era enemigo de los soviéticos. Eso me dolía profundamente y me impedía el contacto con el país en el que había nacido y al que nunca he dejado de querer".
"El éxito que tuve en el match con Capablanca se debe, ante todo, a mi superioridad psicológica. Capablanca jugaba confiando casi exclusivamente en su extraordinario talento intuitivo. En general, hay que conocer bien al adversario antes de empezar a jugar. Así la partida se convierte en el medidor del individualismo y del amor propio que juega un papel enorme en el resultado del juego".
Fuente: Wilipedia

OPINION DE KASPAROV SOBRE ALEKHINE



Garri Kasparov (nac. 1963):
"Su fantástica visión combinativa se basaba en un sólido fundamento posicional, y era el fruto de una fuerte y enérgica estrategia. Por consiguiente, Alekhine puede considerarse un pionero del estilo de juego universal, como se conoce a la estrecha interconexión entre motivos estratégicos y tácticos"
"A diferencia de Fischer, por su propensión a la claridad, y de Karpov, educado en las partidas de Capablanca, desde mis años más jóvenes estuve enormemente influido por el juego de Alekhine, y fascinado por el hecho sin precedentes de su victoria en le match con Capablanca de 1927. He admirado el refinamiento de sus ideas, y he intentado en la medida de lo posible, emular su furioso estilo de ataque, con sus repentinos y atronadores sacrificios"
Fuente: Todo sobre Alexander Alekhine.

miércoles, 25 de junio de 2008

jueves, 19 de junio de 2008

ALEXANDER ALEKHINE. (1892-1946). VI.


Vida privada
No se conocen muchos datos de la vida privada de Alekhine. Todos sus biógrafos coinciden en que era un hombre de un carácter realmente imposible. Ególatra, iracundo, prepotente, soberbio.
Se casó en cuatro ocasiones que se sepa. Un rasgo peculiar de Alekhine es que le gustaban las mujeres mayores que él. Su primer matrimonio fue con la baronesa rusa Sergewin. (1920). Este matrimonio no está suficientemente acreditado, según Kotov, aunque si se sabe que tuvo una hija con ella. Ya en París, se casó con una periodista suiza, Anna Rüegg, con quien tuvo un hijo, Aleksandr. Posteriormente, se casó con Nadjeda Fabritky, viuda de un importante general ruso. Baste decir de este tercer matrimonio que Nadjeda tenía una hija sólo dos años menor que Alekhine. Por último, se casó con otra viuda, Grace Wishar, que a la postre fue la mujer de su vida. Era estadounidense, aficionada al ajedrez, rica, y dieciséis años mayor que Alekhine.
Es de destacar la afición y el cariño que Alekhine tenía por los gatos. Tuvo un gato siamés, al que llamó chess, que se llevaba a las partidas contra Euwe, sabedor de que éste era alérgico a tales animales. El gato en cuestión lo llevaba en su regazo, y en ocasiones saltaba a la mesa y husmeaba el tablero y las piezas. Esta anécdota no deja de ser una demostración del mal carácter de Alekhine y de su comportamiento infantil en muchos casos, así como de la gran caballerosidad de Max Euwe ajedrecista del que todos coinciden en señalar que por encima de todo era un caballero, como ya lo demostró al cumplir con la obligación pactada de jugar la revancha contra Alekhine.
Aportación ajedrecística
Alekhine formó parte de la generación de ajedrecistas que a principios del siglo XX renovaron las ideas estratégicas hasta entonces en vigor y que habían tenido en jugadores como Wilhem Steinitz, Siegbert Tarrasch o Rubinstein sus más claros exponentes. Esta escuela innovadora, generalmente llamada "hipermoderna", tiene en Richard Reti y Aaron Nimzowitsch a sus fundadores y alteró las concepciones canónicas en teoría de aperturas, estrategia en el medio juego, etc. Alekhine recogió y practicó estas innovaciones en su juego.
Como en cualquier otro gran jugador, en Alekhine se daban profunda estrategia, dominio en los finales y virtuosismo técnico. Pero el estilo personal de Alekhine se caracterizó por su poderosa facultad para la combinación y la táctica, unidas a una desbordante fantasía, así como por sus tendencias agresivas: tal vez haya sido el más peligroso atacante de todos los tiempos. Junto a ello, una tenaz voluntad de victoria y una capacidad de trabajo y preparación teórica de la que carecía, por ejemplo, Capablanca.
Constante estudioso e innovador de la teoría ajedrecista, múltiples variantes de aperturas llevan su nombre por haber sido desarrolladas con éxito por él por primera vez. Incluso una apertura, la Defensa Alekhine, es llamada así en su honor, ya que aunque era conocida con anterioridad, fue Alekhine quien en 1921 en Budapest la utilizó con sentido, y demostró la validez de la misma, en contra de las refutaciones que había tenido hasta ese momento.
Alekhine también sobresalió de forma considerable en el ajedrez a la ciega. En 1924 bate por primera vez el récord mundial de simultáneas a la ciega jugando contra 26 tableros, con 6 derrotas. En 1925 supera su propio récord, enfrentándose a 28 tableros, con solo 2 derrotas. En 1933 se enfrenta a 32 tableros, con 4 derrotas y en 1934 Alejin y Koltanowski dan una simultánea frente a 6 equipos en consulta. La modalidad de ajedrez a la ciega ha supuesto siempre un considerable esfuerzo para su practicante. No obstante, hubo muchos jugadores de ajedrez que tenían una capacidad innata para ello; otra cosa es la calidad de esas partidas. Alekhine tiene en su haber partidas magistrales jugadas a la ciega, demostrativas de su gran calidad también es esta modalidad.
Localmente, los rusos le consideran como receptor del testigo del padre del ajedrez ruso, Mijaíl Chigorin, y a ambos como pioneros y referentes del ajedrez en aquella tierra, que se convertiría en la segunda mitad del siglo XX en la dominadora del ajedrez mundial por la calidad de sus jugadores, como consecuencia de ser declarado deporte nacional y de su táctica de captación y entrenamiento de los talentos infantiles .
Fuente: Wilipedia.

OPINIÓN DE KARPOV SOBRE ALEKHINE.

Anatoly Karpov (nac. 1951):


"Alekhine fue el primer campeón del mundo ruso y uno de los mejores de la historia. Murió ostentando el título. Alekhine solía ganar en los torneos con unos resultados fantásticos."
"Ganó muchas partidas famosas por el procedimiento de llevar a su terreno al rival, desde la apertura. Su control del juego era fuerte. Tras haber aferrado a su víctima, ya no soltaba la presa"
"Alekhine era un verdadero profesional del ajedrez."
"Él y Fischer abandonaron el mundo del ajedrez sin haber perdido el título de campeones. Alekhine murió, mientras Fischer se ha marchado"
Fuente: Todo sobre Alexander Alekhine.

viernes, 13 de junio de 2008

TORNEO ANIVERSARIO. NUEVA LISTA.

9 DE JULIO
TORNEO ANIVERSARIO "ALEKHINE DE URUGUAY"
Requisito: ELO FIDE.

18 al 21 de Setiembre.

Torneo Abierto Hotel Alción.
Piscina cerrada del Hotel.

jueves, 12 de junio de 2008

ALEXANDER ALEKHINE. (1892-1946). V.








Pérdida y recuperación del título.
En 1935 perdió el título ante Max Euwe (Match Alejin-Euwe 1935). Desposeído del título, dejó la bebida para aplicarse en la preparación a fin de recuperarlo. Lo hizo venciendo a Euwe en 1937. Es especialmente significativa la sexta partida de este match, en la que por primera vez en la historia de los campeonatos mundiales de ajedrez, Alejin ofreció en la apertura de la partida el sacrificio de una pieza (un caballo), a cambio de un ataque meramente especulativo. Después de pensar mucho, Euwe tuvo miedo del tal ataque y declinó el sacrificio, perdiendo la partida. Si bien análisis posteriores demostraron que el sacrificio debía de ser aceptado, esta partida demuestra cómo Alejin se esforzó en preparar el match, buscando incluso nuevas jugadas sorpresivas en las aperturas.
Retuvo el título mundial hasta su muerte.
Madurez
Tres guerras se cruzaron en su camino a lo largo de su vida. Ya en su madurez, el estallido de la Segunda Guerra Mundial le sorprende en Argentina defendiendo el tablero número 1 de Francia en las Olimpiadas. Nadie sabe qué obligó a Alejin a volver a Europa, al contrario que algunos ajedrecistas europeos que decidieron quedarse en tierras sudamericanas. Se alista en el ejército francés, y es detenido. Los alemanes, al reconocer en él al campeón mundial de ajedrez le otorgan un trato de favor a cambio de que intervenga en torneos y de respetarle en favor de su esposa sus pertenencias en Francia. Alejin jugó varios torneos en Alemania o territorios ocupados por los alemanes. En 1941 se publicaron unos artículos antisemitas titulados El ajedrez ario y el ajedrez judío en el Pariser Zeitung. Hasta la fecha se desconoce si fue el autor.
Ocaso y muerte
Terminada la guerra, el mundo del ajedrez comienza a reorganizarse. Los ingleses toman la responsabilidad de organizar el nuevo título mundial, y para ello invitan a cinco ajedrecistas a disputar un match, cuyo ganador será el campeón. Curiosamente, entre estos ajedrecistas no está Alejin pese a ser el campeón mundial en activo. Lo que dieron en llamar colaboracionismo del ruso con los alemanes, le privaba, según los organizadores, de la posibilidad de defender su título.
En 1943 Alejin arriba a España, donde es bien acogido por los aficionados y subsiste dando exhibiciones de simultáneas. Pero ya a estas alturas era una persona física y anímicamente destruida. En la primera guerra había contraído la escarlatina, la revolución soviética le había privado de su herencia, y la segunda guerra mundial le hizo perder su título de campeón mundial. "Me han destruido las dos guerras", fue el título de un artículo que escribió por entonces. Ya en España le advierten de que el estado de su hígado es desastroso, y que si no deja la bebida morirá pronto. Pero Alejin continúa con las continuas borracheras, hasta que ya no pueden ayudarle aquellos que en España tanto lo hicieron, ya que no solamente no se corregía, sino que necesitaba una importante cantidad diaria para subsistir y para sus continuas borracheras.
Se refugia en Estoril, donde recibe una luz de esperanza. Mikhail Botvinnik, que a la postre sería el nuevo campeón mundial al imponerse a sus cuatro oponentes en el match celebrado en La Haya, le escribe una carta en la que le dice que pese a la organización inglesa del título, él lo considera el campeón vigente, y que está dispuesto a celebrar la disputa del título en Moscú, tal y como ambos habían acordado antes del inicio de la guerra.
Al igual que hiciera años atrás en la revancha ante Euwe, Alejin deja el alcohol y se prepara para el encuentro por el Campeonato del Mundo frente a Botvinnik. La ilusión de volver a su Rusia natal y de volver a ser ajedrecista de élite le dan nuevas fuerzas, pero la suerte le resultó nuevamente esquiva, y esta vez fue la definitiva. Falleció en una habitación de hotel en Estoril, Portugal. Aún se discute la causa de su muerte. Hay una versión que se atragantó comiendo, si bien recientes descubrimientos aseveran que se trató de un ataque al corazón. En este sentido, su hijo Aleksandr, fruto de su segundo matrimonio, ha dado a conocer al mundo una copia de la autopsia practicada en su día con ese resultado, por lo que la polémica debe quedar cerrada.
Fue enterrado en Lisboa ya que nadie reclamaba su cuerpo. La FIDE decidió posteriormente pagar los gastos de su traslado a Rusia para ser inhumados allí sus restos, pero su cuarta esposa, Grace Wishart, reclamó el cuerpo cuando curiosamente no lo había hecho antes, y ejerció su derecho de que fuera enterrado en París. Sus restos se encuentran en el cementerio de Montparnasse en París desde 1956.
Alejin, que desde que salió de su Rusia natal soñó siempre con volver a ella, no pudo cumplir su sueño ni aún después de muerto. Por esta circunstancia buena parte de sus biógrafos lo llaman "el ruso errante".
Fuente: Wilipedia.

OPINIÓN DE MAX EUWE SOBRE ALEKHINE


Dr. Max Euwe 1901-1981:

"El resultado de nuestro match de revancha en 1937 puso en claro que Alekhine no sólo es un buen ajedrecista, sino que tenemos que considerarle como el mejor del mundo. Ha jugado extraordinariamente y no me avergüenzo de haber perdido ante un rival como él"
"Conseguía complicar el juego de tal modo que sus adversarios, y especialmente los menos fuertes, siempre perdían"
"Como persona, Alekhine era un enigma. Estaba concentrado en su ajedrez y en sí mismo hasta tal punto que en nuestro país de le llamaba, bromeando, 'Alein-ich' (en alemán, 'yo solo'). Con tal disposición de ánimo, no podía tener verdaderos amigos, sólo admiradores y seguidores"
"En su naturaleza había algo infantil. Si Alekhine se viese bajo este prisma, podrían perdonársele muchas cosas. En el tablero era poderoso, pero fuera del ajedrez, por el contrario, parecía un chiquillo haciendo travesuras y asumiendo, ingenuamente, que nadie podía verlo"
Fuente: Todo sobre Alexander Alekhine.

miércoles, 11 de junio de 2008

EL JUEGO

“El juego es el proceso por medio del cual el niño se informa de ambas series de realidades la interior y la exterior y empieza no sólo a hacer las paces con las exigencias legitimas de ambas, sino también a aprender a satisfacerlas en beneficio propio y ajeno”

Bruno Bettelheim. 1903-1990.
Escritor y psicólogo infantil estadounidense de origen austriaco.
Autor de: Psicoanálisis de los cuentos de hadas.

EL JUEGO DE AJEDREZ. III.

...
Cierto que habrá niño, como adulto, que sienta y entienda la victoria propia como acto de afirmación de su personalidad, en tanto que el otro verá en ella esencialmente la realización del deseo de vencer y demostrar su superioridad técnica a un adversario concreto.
Como consecuencia de esto, la agresividad radica, no en el juego sino en la psique de cada individuo.
Resumidamente, y de manera global, el ajedrez aparece al mismo tiempo como canalizador y potenciador de fuerzas motoras, pero también como auxiliar valiosísimo de la tarea educativa y docente, puesto que brinda la posibilidad de presentar bajo el atrayente formato del juego cuestiones que el niño se resiste por naturaleza a afrontar y que muy difícilmente entendería si le formularan de manera abstracta.

A.I. DON HÉCTOR SILVA NAZZARI


Hoy recibimos la noticia del A.N. Ruben Hipogrosso que don Héctor deja el arbitraje oficial.

Nos comunicamos con don Héctor para poner algo de su trayectoria y como toda persona noble como lo es, no le gusta hablar de si mismo y lo poco que pudimos rescatar lo compartimos:
Arbitró además de en Uruguay, en Brasil y Paraguay.
1961. Su primer arbitraje match Argentina- Uruguay
En Brasil hizo la final del Campeonato del año 1986.
Es Árbitro FIDE desde 1978.
Arbitró tres torneos FIDE: Ínter zonal Río de Janeiro (1979) Panamericano Juvenil de Mercedes (1979) y el Sub 20 jugado en Uruguay este año.
Su primer Torneo Uruguayo fue en el año 1968, cuarenta años más tarde realiza el Torneo Uruguayo 2008, donde decide que sea su último torneo oficial.
He dicho y lo hago público que con Don Héctor se está siempre aprendiendo , ya que cuento con la suerte de arbitrar junto a él la Copa Termipol y por ello para mi no es una despedida sino:
"Hasta mayo que viene Don Héctor y gracias por TODO lo que dio por el arbitraje uruguayo y por lo que puede dar todavía".

martes, 10 de junio de 2008

EL JUEGO

“Del mismo modo que el adulto creativo necesita jugar con ideas, el niño, para formar ideas necesita juguetes y abundancia de tiempo y campo libre para jugar con ellos como guste y no sólo como los adultos lo juzguen apropiado. Por esto hay que darle libertad para que sus juegos tengan éxito y verdaderamente le sirvan bien”
Bruno Bettelheim. 1903-1990.
Escritor y psicólogo infantil estadounidense de origen austriaco.
Autor de: Psicoanálisis de los cuentos de hadas.

EL JUEGO DE AJEDREZ. II


...

A partir de este momento el niño va descubriendo por sí mismo el valor simbólico o metafísico que conlleva cada una de las piezas, para después con su propia fantasía, comenzar a elaborar concatenaciones de ideas.
Concatenaciones que irán ganando progresivamente en amplitud numérica y en complejidad a medida que el niño vaya comprendiendo, una tras otra, las leyes secretas del juego que, en definitiva, son las mismas que todo razonamiento lógico: un primer impulso guiado por la curiosidad y a partir de ahí la aparición del espíritu de superación y el afán de victoria.
Entra pues en escena el proceso de ensayo y error produciéndose un aprendizaje de actitud activa, individualizada e individualista por parte de quien aprende, en contraposición a aquella otra en la que el sujeto (convertido, de hecho en objeto) se limita recoger y, en el mejor de los casos, a asimilar los conocimientos que escucha de forma pasiva desde su lugar en el aula.
Es posible que un probable aspecto negativo del ajedrez estribe en la agresividad que inevitablemente se desprende de toda manifestación competitiva. No obstante, hay algunos principios de psicología infantil que afirman que el juego facilita la eliminación de determinados impulsos que el niño debe descargar necesariamente en beneficio de su propia salud física y mental y, sin duda, al mismo tiempo endereza y potencia otros que más tarde le permitirán adquirir una completa maduración como individuo adulto.
Tenemos pues, que la partida de ajedrez, por su misma condición de juego, permite al niño deshacerse de ciertos instintos, al tiempo que regula y ennoblece otros, ya que los orienta a la consecución de un objetivo superior como es el de la creación.

lunes, 9 de junio de 2008

EL JUEGO.

El juego constituye una manera específica de funcionamiento de la inteligencia infantil que forma parte de un proceso de adaptación a la realidad.

Jean Piaget (La formación del símbolo en el niño).
1896-1980. Psicólogo experimental, Biológo, Filósofo suizo.
Famoso por sus aportes en el campo de la psicología evolutiva,
sus estudios sobre la infancia y su teoría del desarrollo cognitivo.
Creador de la Epistemología Genética.

EL JUEGO DE AJEDREZ. I


El rey de los juegos el juego de los reyes, nuestro preciado Ajedrez, área o mediador de contenidos curriculares.
En este entorno puede actuar como elemento emergente para un conjunto considerable de contenidos lectivos (Matemática, Arte, Literatura, Lengua, Geografía, Historia, Educación en Valores, Medios de Comunicación etc.) mientras que por otra, basándonos en su enorme potencial educativo y carácter psicológico, de formación de la personalidad, así como de socialización que lo convierten en una interesante herramienta convenientemente utilizada en la enseñaza.
¿Qué podemos extraer de la mecánica del juego del ajedrez en sí?
¿Es algo tan simple como mover al azar sesenta y cuatro piezas por encima de un tablero escaneado como algunas personas piensan?
Veremos que no.
Imaginemos a dos niños efectuando jugadas por turno, de manera pausada, alternativamente. En todo momento sus piezas y movimientos son portadores de infinitos mensajes cifrados y reúnen unas condiciones únicas, o idóneas para ayudar e, incluso, guiarles en su acceso a esta primera fase de actividad intelectual regida por el principio de “aprender a aprender”.
Los mensajes vienen en todo momento relacionados con esta actividad agradable y elemental que es el juego de competición. Uno de los niños se dispone a mover alguna de las piezas y casi sin darse cuenta empieza a pensar. Se produce el primer paso ha capturado una idea.

domingo, 8 de junio de 2008

CAMPEONA URUGUAYA 2008.

CAMILA COLOMBO CAMPEONA URUGUAYA 2008.

CAMPEÓN URUGUAYO 2008.

BERNARDO ROSELLI MAILHE. CAMPEÓN URUGUAYO 2008.

jueves, 5 de junio de 2008

ALEXANDER ALEKHINE. (1892-1946). IV.


Campeón mundial.
Ya en Europa, antes de enfrentarse a Capablanca por el título mundial, logra tres triunfos sonados. En 1925 vence en el torneo de Baden Baden, en 1926 vence en un encuentro particular a Max Euwe y en 1926 obtiene el segundo puesto en el torneo de Nueva York, después de Capablanca.
En aquella época, el poseedor del título mundial solo lo ponía en juego frente al oponente que fuera capaz de cumplir una serie de condiciones impuestas por él mismo. Para alejar posibles candidatos molestos, los campeones solicitaban una bolsa altísima, que ningún jugador normal se podía permitir si no era financiado por un mecenas. Alejin trató en vano de encontrar uno, y Capablanca se sentía seguro en su trono cuando sorpresivamente el gobierno argentino anunció que estaba dispuesto a poner el dinero que Capablanca solicitaba, a condición de que el match se celebrase en Buenos Aires. Todavía hoy se desconocen las razones del gobierno argentino para esto, si bien todos pensaron que dado que Capablanca era considerado un jugador invencible, y que en el ya referido torneo de Nueva York había sacado a Alejin una ventaja de 2,50 puntos, la victoria, que se preveía aplastante del campeón ante el aspirante, acabaría definitivamente con las constantes pretensiones de éste.
En septiembre de 1927, Alejin venció a Capablanca en Buenos Aires y se convirtió en Campeón del Mundo. El match se resolvió por 18,5 a 15,5. La condición era que sería campeón aquél que primero venciera en seis partidas. Alejin no solo superó a su adversario, sino que tuvo que enfrentarse además a serios problemas dentales, ya que durante el transcurso del match le fueron extraídas seis muelas.
Alejin negó posteriormente a Capablanca la posibilidad de un encuentro de revancha, pagándole con su misma moneda, al poner como condición una bolsa altísima para ello. En cambio, Alejin sí aceptó defender su título, con condiciones más ventajosas frente a otros jugadores. El primero de ellos fue Efim Bogoljubov, (dos veces) en 1929 en Weisbaden y en 1934 en Baden-Baden. También, logró importantes triunfos en esta época, como sus victorias en los torneos de San Remo en 1930 o de Bled en 1931.
Tras su regreso de Buenos Aires, con el título de campeón en su poder, Alejin tuvo una gran desilusión. Su barco hizo escala en Barcelona, donde una gran multitud le dispensó un recibimiento espectacular. A su llegada a París, Alejin esperaba un recibimiento semejante por parte de los franceses, pero apenas si fueron a recibirlo sus amigos y algunos conocidos.
Fuente: Wilipedia.


OPINION SOBRE ALEKHINE DE: Aron Nimzowitsch 1886-1935:
"¡Alekhine juguetea con nosotros como si fuésemos unos novatos!"
Fuente: Todo sobre Alexander Alekhine

ALEKHINE - CAPABLANCA.

Alekhine (izquierda) frente a Capablanca,
en Buenos Aires 1927

martes, 3 de junio de 2008

La Primer Partida de Ajedrez que registra la Historia.

RUY LÓPEZ contra GIOVANNI LEONARDO Roma, 1560
La noticia de la primera partida del ajedrez moderno en que se conocen los nombres de ambos contendientes nos la proporciona Ruy López de Segura (c. 1530-c. 1590) en su tratado titulado Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez editado en Alcalá, en casa de Andrés Angulo, en 1561.
De lo escrito hasta ese momento sobre ajedrez, sólo nos han llegado cinco obras conteniendo aperturas con las reglas habituales de juego en uso:
Lucena. Arte de ajedrez con CL juegos de partido. Salamanca, c. otoño 1497.
Lucena. El Manuscrito de Göttingen, que se puede fechar c. 1505.
Lucena. El Manuscrito de París/Place, que se puede fechar c. 1515.
Lucena. El Manuscrito de París, fondos alemanes 107, que se puede fechar c. 1530.
Damiano. Questo libro e da imparare giocare a scachi et de le partite. Roma, 1512.
Pero en ninguna de las aperturas que nos han legado Lucena y Damiano se atribuyen los juegos a jugadores determinados. Únicamente nos es lícito aventurar la posible procedencia de los análisis, atribuyéndolos a una partida jugada por su autor, cuando su longitud excede los límites razonables para este tipo de trabajos. Por ejemplo: entre las aperturas que da Lucena, la del Manuscrito de París, fondos alemanes 107, Regla 4, con sus 23 jugadas o la del Manuscrito de Göttingen, Regla 8, con sus 33 jugadas, bien pueden considerarse como procedentes de la práctica del juego.
Ruy López dedica la Tercera parte de su tratado a la traducción, análisis y crítica de la obra de Damiano. Cuando López analiza el que, según dice, “en España le llaman el juego del gambito del Damián”, 1.e4 e5 2.Cf3 f6 3.Cxe5, en el Capítulo VI de la citada Tercera parte, inserta una partida con sus recuerdos personales de su visita a Roma en el año 1560.
La partida, con los comentarios de Ruy López, es la siguiente:
Ruy López de Segura, el Clérigo - Giovanni Leonardo de Cutro, el Puttino.
Roma, 1560
Gambito del Damián (C40-1-nota1)
1. e4 e5
2. Cf3 …«Para tomar el peón del rey contrario, si no lo guardare»
.2. … f6
3. Cxe5 fxe5
4. Dh5+ g6
5. Dxe5+ De7
6. Dxh8 Cf6
(Ver diagrama)
«Si el negro tomare el peón del rey contrario con la dama, dando xaque, el blanco mudaría su rey a la casa de su dama y el negro no le puede hacer mal.
Si el negro jugare el caballo a la 2 de su rey, el blanco le tomaría la dicha pedina, o peón del roque, y haría cómo trocar la dama, porque por este modo le habría ganado».«Si cuando el blanco tomó el roque con la dama, el negro no tomare con su dama el peón del rey blanco dando xaque, como hemos dicho, antes jugare el caballo de su rey a la 3 del arfil, pensando encerrar la dama blanca, el blanco jugaría el peón de su dama cuanto va, para abrir la vía al arfil de su dama».Es decir, si 6. … Dxe4+ 7. Rd1 «y el negro no le puede hacer mal», ya que si 7. … Ce7 8. Dxh7 «y haría cómo trocar la dama, porque por este modo le habría ganado».
7. d4 «Y no lo jugaría una casa [7. d3] por no cerrarla al arfil de su rey, porque es menester que para el socorro de su dama estén los arfiles prontos y no se cure al presente de guardar un peón, porque quedando libre la dama, queda el juego mucho mejor que el de su enemigo y con suficiente ventaja para poder ganarlo.
Y a no jugarse así se podría ver en aprieto el juego blanco.
Pero desembarazando la vía a los dos arfiles [con 7. d4], al de la dama para poder jugarlo a la tercera del roque contrario [Ah6], sobre el arfil del rey que está cubierto con la dama y al del rey para poder dar xaque al rey contrario [Ac4+], si se viniese con su rey a la 2 de su arfil.Y esto, no luego —que no sería buen lance, porque el negro se cubriría con el peón de su dama cuanto va [d5] y si el blanco lo tomase con su arfil [Axd5+], el negro tomaría con su caballo [Cxd5], porque el blanco no podría descubrir— pero a su tiempo. Y lo otro —se ha de jugar así largo el peón de la dama [d4] para poder, cuando conviniere, pujar el peón del rey otra casa adelante [e5], sobre el caballo del rey y que quede guardado con el peón de su dama.Ninguna cosa de aquestas tocó Damián, siendo juego que lo hacen algunos jugadores, principalmente con los que no saben mucho y aun conmigo mesmo lo jugó, algunas veces, un extremado jugador que se hacía llamar el “muchacho de Roma”. Y esto, estando en Roma, al principio del pontificado del papa Pío 4, en el año de 1560».
La importancia histórica de este último párrafo de sus comentarios, dándonos la referencia de su rival, lugar y fecha del encuentro con su circunstancia, es enorme, tanto por ser la primera referencia que nos ha llegado de una partida del nuevo ajedrez con el nombre de ambos contendientes, como por la categoría de los jugadores.
El éxito de la obra de Ruy López hizo que en Italia se copiase o tradujese en diversos manuscritos, al menos en seis ocasiones, total o parcialmente, antes de la traducción publicada en Venecia en 1584.
Pero entre estos manuscritos sólo uno contiene la traducción del Capítulo VI que nos ocupa.
Se trata del manuscrito anónimo que se custodia en la Biblioteca Apostólica Vaticana y que se conoce como Urbinate.
Este manuscrito se puede fechar hacia 1561/1570 y como ya hizo notar Adriano Chicco (1907-1990) en 1980, en su opúsculo sobre Ruy López, aporta alguna claridad sobre el párrafo que estamos considerando.
Veamos lo que dice Urbinate: «Questo non dice il Damián, e modo da g[iocare] che lo fano alcuni periti giocatori et a me medesmo lo ha fatto il piu nominato giocatore che era in tutta la Italia, che se diceva il Putto di Roma, essendo in Roma. Ma facendolo, ha perso 2 volte, per questo modo che le ho detto».La personalísima traducción y redacción de este párrafo nos lleva, casi sin querer, a sospechar que su anónimo autor estuvo presente en los encuentros y los detalles que añade a las noticias son muy interesantes.
La aclaración de que el Puttino ha perso 2 volte, o sea “ha perdido 2 veces” nos completa y precisa el ambiguo “algunas veces” de Ruy López, que, quizá por haber sido uno de los jugadores, no quiso darnos. La edad del “muchacho de Roma”, en torno a los 10 años, no es como para presumir de las victorias, pero sí para reseñarlas, tal y como hizo López.
Esto nos permite, al estilo actual, situar el marcador del encuentro de Roma en 1560:
Ruy López de Segura, el Clérigo 2
Giovanni Leonardo de Cutro, el Puttino 0
Otro tema que aclara Urbinate, sin ningún género de duda, es que el extremado jugador que se hacía llamar el “muchacho de Roma” es “il Putto di Roma”, es decir Giovanni Leonardo, de Cutro, (Calabria, c. 1550-1597), conocido en la literatura italiana como “il Puttino”, debido a su baja estatura. La edad del “muchacho de Roma” a principios de 1560, cuando tuvieron lugar las partidas es otro tema controvertido.
La palabra “muchacho” que López utiliza para referirse a Leonardo tiene en castellano un sentido muy claro. Sebastián de Covarrubias da la siguiente definición en su célebre Tesoro en 1611: MOCHACHO. Este vocablo tiene el mesmo origen que el pasado, conviene a saber, MOCHO, mutilus, porque no ha crecido todo lo que ha de crecer. Es decir, un niño que no ha llegado a la adolescencia, aproximadamente entre los 7 y los 14 años.
Que Ruy López, que a su vez había sido niño prodigio y conocido como el “niño de Zafra”, aceptase el encuentro en Roma con el Puttino, entonces de unos 10 años, y luego lo reflejara en su tratado, parece absolutamente normal.Otro dato que nos confirma la fecha que da López es la referencia al “papa Pío 4”, Giovanni Angelo Médici (Milán 1499-Roma 1565) que era de origen humilde y sin fortuna y nada tenía que ver con los célebres Médici de Florencia, aunque a veces se le adjudique esa relación familiar. Fue proclamado Romano Pontífice y coronado el 6 de enero de 1560, y fue entonces cuando López viajó a Roma: Y esto, estando en Roma, al principio del pontificado del papa Pío 4, en el año de 1560.
Vamos a terminar viendo algunos aspectos técnicos de la apertura que utilizó López y cómo se han recogido en varias importantes obras que han dedicado a nuestro autor algunas páginas. En primer lugar llama la atención que López no da el desarrollo completo de las partidas jugadas con Leonardo y sólo nos da la apertura hasta la jugada 7.d4 de las blancas, que él conducía.
A continuación justifica el doble paso del peón dama para permitir la puesta en juego inmediata de los alfiles, para salvar a su dama, y según dice, ganar el juego y también porque puede apoyar el avance e5 en su momento. Pero advierte que a 7. … Rf7 no debe jugarse inmediatamente
8. Ac4+? que compromete el resultado de la partida o como él dice “Y esto no luego — pero a su tiempo”.La línea de juego utilizada en esta partida ya se conocía desde que Lucena la recogió en la Segunda Regla de su Arte de ajedrez con CL juegos de partido en 1497. Pero Lucena terminaba con 6. Dxh8 y daba la partida por ganada. Damián, en 1512, en la tercera apertura del Capítulo II, continuaba la línea de Lucena con 6. … Dxe4+ 7. Rd1 Ce7 8. Dxh7 y recomendaba cambiar las damas: et vedi de cambiare le done che lo hai guadagnato.
Así pues, la jugada con la que Leonardo intentó encerrar la dama blanca —6. … Cf6— tras la captura de la torre, era, como ahora diríamos, una novedad teórica.
La respuesta de Ruy López —7. d4, a su vez, otra novedad teórica— debió sorprender a Leonardo y de ahí su insistencia en intentarlo una segunda vez.
El hecho de que López encontrase sobre el tablero una refutación que le condujo a la victoria en las dos partidas jugadas, avala su comprensión del juego y debió contribuir no poco a su fama en Italia.
El tratamiento que ha recibido en la literatura especializada la partida López-Leonardo y el párrafo con las circunstancias en que transcurrió, ha sido lamentable. Vamos a repasar sólo cuatro de las más importantes, para que los lectores puedan hacerse una idea.Antonius van der Linde (1833-1897), en su estudio dedicado al siglo XVI, cuando reseña el capítulo de López que nos ocupa, oculta al lector el nombre de los jugadores y para ello no duda en mutilar el párrafo de López para que no aparezca la referencia aun conmigo mesmo lo jugó, algunas veces, un extremado jugador que se hacía llamar el “muchacho de Roma”. Además de esto, da como jugada la variante 7. … Rf7 etcétera, que como hemos visto, López da como análisis de una posible continuación.Harold J. R. Murray (1868-1955), en su historia del ajedrez de 1913, con imaginativa soltura, hace crecer al “muchacho de Roma” y le convierte en un talludo universitario, que según nos informa —de su cosecha, sin citar fuentes— era “a young law student”. Presenta la partida, siguiendo a don Antonius, como si la variante analítica de López se hubiese jugado. Pero además, no define quien juega con blancas o negras, con lo que el lector no sabe quién gana o pierde. Como el resultado de la posición final que da como jugada —la variante del análisis de López— no le debe parecer lo suficientemente clara, comenta tras la última jugada: “9. B´P+ Kt´B, and López won eventually”. ¡Ay! ese traidor “eventually” deja al lector sin saber a qué atenerse, remachando la ambigüedad reinante.Ludwig Bachman (1856-1937), en su historia del origen de la teoría en 1926, sólo utilizó la información procedente de los trabajos de Linde. Ello le condujo a que , en el caso que nos ocupa, la partida de López-Leonardo aparezca sin especificar los jugadores y que figure con la variante del análisis de López, 7. … Rf7, como si se hubiese jugado. Por supuesto, no da el párrafo de las circunstancias de la partida y ni siquiera lo menciona.Adriano Chicco (1907-1990), que tan importantes aportaciones hizo a la historia del ajedrez, tampoco en este caso acertó a darnos, en su opúsculo sobre Ruy López (1980), la información adecuada. En primer lugar da como jugada la variante, tantas veces citada ya 7. … Rf7, y a continuación atribuye al autor de Urbinate el análisis de las ventajas e inconvenientes de 7. d3 o 7. d4 que son mera traducción del texto de López.En cuanto a la apertura utilizada hay que recordar que, además de en el tratado de Damiano, de donde tomó el nombre, de 1512 o cualquiera de las ediciones posteriores que pudo caer en manos de Ruy López, aparece ya recogida en el Arte de ajedrez con CL juegos de partido de Lucena, en la Segunda Regla, en 1497 y posteriormente en sus otros tres manuscritos. Pero como Ruy López nunca hace referencia a otro autor anterior que no sea Damiano, hay que aceptar que no llegó a conocer las obras de Lucena, ni la impresa de 1497, ni los manuscritos posteriores, de mucho más difícil acceso. Por esa causa, he mantenido el nombre de la apertura, tal y como López lo hace, “Gambito del Damián”, aunque desde el punto de vista histórico, sea una injusticia más, ya que le correspondería el nombre de “Gambito de Lucena” con mucha mayor propiedad. En cualquier caso, el tradicional desconocimiento de las obras de Lucena ha hecho que esto mismo suceda con el resto de las aperturas que recogió, como por ejemplo con la Apertura española o el Ataque fegatello en la Defensa de los dos caballos, que tan ilustre autor ya practicaba.
* * * * *
Joaquín Pérez de Arriaga